El pasado domingo 27 de octubre, tras nuestra participación en la verbena que se organizó la Hermandad de la Milagrosa con motivo del cincuenteario de la llegada de la Virgen del Rosario al barrio, tuvimos la dicha de rezar en el interior de la parroquia ante los Sagrados Titulares como mejor sabemos hacerlo: con la música. Interpretamos el “Ave María guaraní” de Ennio Morricone, en una adaptación de Emilio Muñoz Serna. Momentos que nunca olvidaremos y que ahora compartimos con nuestros lectores y seguidores:

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *