El “Réquiem” de Bienvenido Puelles no nació solo para recordar la figura del eterno capataz de Triana, sino para asentarse como una de las obras maestras de la música procesional según Sevilla.

Si pensar en la historia de la música procesional para acompañamientos a pasos de cristo, en el estilo de cornetas y tambores, es pensar en jiennense Alberto Escámez, padre del estilo, deberíamos entender también que hablar del estilo netamente sevillano en cornetas y tambores, sería hablar de Bienvenido Puelles Oliver. 

Si Escámez fue un revolucionario dándole sitio a las cornetas de Do-Re, escribiendo marchas hasta en 3 y 4 voces, Bienvenido Puelles es la persona que “termina de clavar la puntilla” en las marchas de cornetas y tambores. El compositor del Barrio León, quién firmó como primera obra “Cristo del Soberano Poder” para agrupación musical, revolucionó la manera de componer para bandas de cornetas y tambores con la llegada de ¡Y Tú, Estrella!, donde el autor rompe las barreras del entendimiento musical del momento, utilizando una serie de recursos y elementos nunca antes escuchados.

Con el “Réquiem” dedicado a Juan Vizcaya (quien fue su amigo y capataz), Bienvenido Puelles crea sin él saberlo, el que será uno de los himnos de la Semana Santa y de la marcha procesional para cornetas y tambores según Sevilla.

Por ello, coincidiendo con el certamen que organiza el Consejo de Bandas de la ciudad de Sevilla, y aprovechando que la figura de Bienvenido Puelles Oliver ha sido reconocido con el Galardón Santa Cecilia 2019, nos hemos visto ante la ocasión perfecta para recuperar y hacer sonar en su honor, la que fue una de nuestras primeras marchas: “Réquiem”

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *